Menu

Blog

Volver al listado

¿Qué es pensar Clever?

Sin titulo 1 1014x487

En estos días en los que los patrones estéticos característicos de la masculinidad resultan ser más diversos de lo que eran hace algunas décadas, los hombres tienen numerosos referentes que, de una u otra forma, influyen en su forma de vestir, pensar y actuar. Expresiones como “vístase” o “compórtese como todo un varón”, han perdido su validez en una época marcada por la pluralidad y la libertad de elegir que tienen las personas.

Cuando nos levantamos cada mañana y nos miramos al espejo, todos empezamos un ritual – algunos más complejos que otros – a partil del cual disponemos de elementos con los cuales nos presentaremos al mundo: nuestra imagen es esa portada por la cual, en gran cantidad de ocasiones, los demás harán una primera lectura tratando de inferir quiénes somos.

Es por eso que tratamos que aquellos elementos (vestuario, accesorios, peinado, perfume, modo de hablar, de caminar, etc.), estén acordes a lo que queremos transmitir a los otros. Pero no todos somos conscientes de estas estrategias de las que disponemos para mostrarnos en sociedad, puesto que no siempre tenemos claro el cómo y el porqué queremos mostrarnos de una u otra forma.

En un artículo anterior hablamos sobre el significado de Clever:

Clever significa inteligencia, ésa que cada hombre busca tener al momento de definirse como persona, de poner en su cuerpo esas cosas que lo llevarán a sentirse satisfecho. Por eso nuestras prendas buscan llenar ese ideal de confort que muchos buscan y que es difícil de encontrar. (Ver artículo completo: Clever: la inteligencia del interior).
La pluralidad del hombre que utiliza las prendas Clever está denotada por un estilo de vida alegre, juvenil, arriesgada. Ahora bien, hablamos de que no todos traen a conciencia esas razones por las cuales se muestran al mundo. Pensar Clever es precisamente lo contrario: es tener claridad de lo que quiero ser, cómo lo quiero lograr y por qué lo quiero.

Nuestras vidas son el proyecto más importante en el cual trabajamos, y debemos procurar disponer de elementos que la acompañen de la forma más inteligentemente posible, de tal forma que nos estemos satisfechos y no sintamos que estamos viviendo la vida que no queremos.

Así que al tomar cualquier decisión, por más fácil que creas que es, recuerda que siempre debes pensar Clever.